La Vida, un continuo aprendizaje

Cada día, cada semana, cada mes, cada año en navidad o en nuestro cumpleaños, es propicio hacer un inventario de  logros  y  no-logros.

Aprendiz-en-los-negocios-online

Los “no logros”,  no deben ser motivo de malestar,  sino una invitación a revisar qué paso, qué omitimos, qué no hicimos por falta de voluntad,  de recursos o de  herramientas;  analizar si vale el esfuerzo de intentarlo de nuevo o simplemente darnos cuenta que también es sano reconocer nuestras limitaciones,  que quizás no fue el mejor momento. Probablemente tendremos otra oportunidad  para retomar lo que se dejó pendiente, porque es preciso prepararnos para asumir el reto o simplemente aceptar que no es conveniente insistir, redireccionar la energía y las acciones hacia otro objetivo acorde a nuestras capacidades y talentos. Sigue leyendo

Anuncios